FCCCO Live - Videoblog

24/03/2017

Sumario

  • Grandes obras aeroportuarias de FCC
  • La nueva terminal del Aeropuerto de Ciudad de México
  • Innovador…
  • … y sostenible
  • La Terminal T-4 del Aeropuerto Internacional Madrid-Barajas, un ejemplo de construcción

Grandes obras aeroportuarias de FCC

Los grandes aeropuertos constituyen un hub de negocio en la región en la que se desarrollan, convirtiéndose en una ‘pista de aterrizaje’ para negocios y turismo.
FCC ha contribuido, a través de la ejecución de grandes infraestructuras aeroportuarias, a un aumento del valor añadido de cada proyecto que ha realizado.

“FCC ha contribuido, a través de la ejecución de grandes infraestructuras aeroportuarias, a un aumento del valor añadido de cada proyecto que ha realizado”

Entre las obras llevadas a cabo por FCC Construcción se encuentran actuaciones de gran complejidad como la tercera pista de Barajas, con más de 4,4 kilómetros de longitud, el nuevo edificio de la terminal 4 del aeropuerto internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas con una superficie de más de 470.000 metros cuadrados; la nueva terminal de Palma de Mallorca, con 250.000 metros cuadrados construidos, o la nueva terminal de pasajeros del Prat en Barcelona, una obra singular construida con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992 y ampliada recientemente por FCC, debido al fuerte incremento del sector servicios en la ciudad condal.

En el ámbito internacional, la compañía ha construido y ampliado el aeropuerto de Riga (Letonia), la terminal del aeropuerto internacional de Santiago de Chile, o la torre de control del aeropuerto internacional El Dorado, en Bogotá (Colombia), constituyendo una infraestructura que influye decisivamente en el crecimiento del volumen de tráfico aéreo del aeropuerto, ocupando el primer lugar de América Latina por volumen de carga (648.000 toneladas) y el tercero por pasajeros (20,4 millones al año).

“más de 150 millones de personas pasan al año por las infraestructuras aeroportuarias construidas por FCC”

En total, más de 150 millones de personas pasan al año por las infraestructuras aeroportuarias construidas por FCC, cifra que se multiplicará por dos cuando se finalice las obras de la terminal de Ciudad de México, adjudicadas en este 2017.

 

La nueva terminal del Aeropuerto de Ciudad de México

El consorcio que lidera el grupo Carso y del que FCC forma parte acometerá una de las obras de ingeniería civil más ambiciosas de los últimos años. Después de presentar la mejor propuesta económica y técnica, desarrollará la terminal del nuevo aeropuerto internacional Ciudad de México, que se convertirá en el segundo aeropuerto en construcción a nivel mundial y una de las mayores obras de infraestructuras actualmente en marcha en Latinoamérica.

Las cifras del proyecto son mayúsculas: una inversión de 3.900 millones de euros, que generará aproximadamente 160.000 empleos durante su ejecución y unos 445.000 cuando entre en funcionamiento. La nueva terminal tendrá una superficie de 743.000 metros cuadrados, repartidos en cuatro plantas, que prevén un tránsito de 125 millones de pasajeros al año.

“la terminal del nuevo aeropuerto internacional Ciudad de México, que se convertirá en el segundo aeropuerto en construcción a nivel mundial” 

Esta actuación constituye un reto en el que se conjugará la experiencia en este tipo de infraestructuras de las compañías que conforman el consorcio, junto con la capacidad técnica de cada una de ellas. La unión de todas estas sociedades suma más de 200 años de experiencia, más de 50.000 contratos de obra pública de portfolio, con una presencia en más de 70 países en el mundo, y con un capital humano de más de 120.000 colaboradores expertos.

o   Innovador…

El nuevo aeropuerto será una referencia mundial en cuanto a instalaciones aeroportuarias. La complejidad de la propuesta y las dimensiones de la nueva terminal de Ciudad de México requerirán la aplicación de la última tecnología y los más innovadores avances en ingeniería para su planificación y construcción.

Esta infraestructura, en forma de ‘equis’ en alusión al nombre de México, estará compuesta por una superestructura metálica y pisos compuestos de acero y hormigón. También contará con elementos singulares como son los 21 foniles y un armazón tridimensional que cubrirá la totalidad de dicha superestructura. Además, dispondrá de seis pistas con operación ‘triple simultánea’, lo que convertirá al futuro aeropuerto de México en uno de los primeros en emplear este sistema fuera de la Unión Europea.

 

o   … Y sostenible

La nueva terminal, que se construirá en la Zona Federal del Lago de Texcoco, constituye también un ejemplo de respeto al medio ambiente. Para ello, se aplicarán técnicas innovadoras con el objetivo de reducir la huella ambiental, se realizará una clara apuesta por la eficiencia energética y las energías renovables, y contará con la certificación energética LEED Platinum (Leadership in Energy & Environmental Design).

En esta estrategia sostenible, se transformará una zona ecológicamente degradada en una zona de alto valor ecológico, gracias a la construcción del Bosque Metropolitano de 670 hectáreas de superficie. Además, se acondicionarán nuevos humedales, protegiéndose la biodiversidad de la zona y reduciendo los impactos acústicos de la instalación.

La Terminal T-4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas, un ejemplo de construcción

Uno de los proyectos aeroportuarios más representativos que FCC ha desarrollado hasta la fecha ha sido la Terminal-4 del aeropuerto internacional de Adolfo Suárez Madrid-Barajas. La ejecución de esta infraestructura supuso un reto de ingeniería y construcción en la que se aplicó la tecnología más puntera y el diseño más innovador, demostrando así la capacidad técnica y humana de FCC Construcción.

La Terminal, con más de medio millón de metros cuadrados construidos, constituye uno de los mayores edificios construidos de Europa. Entre sus elementos más representativos, figuran la cubierta de 150.000 metros cuadrados de acero ondulado, sus fachadas ‘transparentes’ gracias a un muro cortina que cubre toda la superficie, o los ‘cañones’, espacios vacíos entre la rasante de la plataforma y la cubierta a través de los que la iluminación natural penetra a los niveles inferiores del edificio. Mención especial requiere, además, el falso techo de bambú, que aumenta las sensaciones de calidez y confort visual al pasajero, o los 550 lucernarios, que permiten la entrada de luz natural y posibilitan la reducción de los consumos energéticos.

La terminal, que está conectada al edificio Satélite a través del túnel de servicios aeroportuarios de tres kilómetros de longitud, dispone de un aparcamiento con capacidad para 9.000 vehículos divididos en seis módulos. Estos cuentan con una cubierta vegetal continua de más de 56.500 metros cuadrados, lo que la posiciona como la mayor superficie vegetal continúa en Europa.

Esta nueva terminal, que fue galardonada con el International RIBA European Award 2006, entre otras distinciones, ha consolidado a Madrid como el principal nodo del tráfico aéreo en España y como uno de los destinos más importantes a nivel europeo y mundial,  con una capacidad para atender a más de 70 millones de pasajeros al año y realizar 120 operaciones a la hora.

“La ejecución de esta infraestructura supuso un reto de ingeniería y construcción en la que se aplicó la tecnología más puntera y el diseño más innovador” 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn